+(34) 611 59 85 57

Ara de Antealtares. S.I - S.XI, mármol. Foto propia.

¿Qué conservamos de la basílica del siglo IX y X?

Hoy traemos algo muy curioso y de los que pocos guías tienen conocimiento. Hablaremos en nuestro post de aquello que conservamos de la primera basílica del siglo IX y la ampliación del siglo X y veremos una de las piezas más curiosas y desconocidas de la ciudad ¿Quieres saber más?

Muchos de vosotros conocéis la Leyenda del Apóstol Santiago, en ella se menciona que en el 829 el ermitaño Paio fue quien vió la estrella que marcaba el lugar del sepulcro del Apóstol. Confirmado su descubrimiento por el Obispo Teodomiro de Iria Flavia y el Rey Alfonso II «el casto», se procede a construir una pequeña basílica que guardaría el sepulcro.  De esa primera basílica conservamos a día de hoy dos cosas importantes: los cimientos y el altar.

De los cimientos de la Catedral cabe destacar que podemos apreciarlos en la sala libre del Museo de la Catedral de Santiago, pues el plano de la planta de la basílica se superpone a la planta de la catedral románica. Su planta alcanzaría el actual altar mayor, y los primeros tramos de las naves longitudinal y transversal. Si estás leyendo esto dentro de la catedral y te sitúas debajo de los organos te podrás hacer una idea más real de su tamaño. Debemos mencionar que entre esos cimientos se encuentra el mausoleo romano original, lugar que no se modifica en ningún momento y que corresponde al lugar del sepulcro actual donde está la urna de plata con los restos de Santiago y sus discípulos.
En la actualidad nos quedan recreaciones de cómo podría haber sido dicha basílica pues, al parecer, en 899 se amplía creando una más grande bajo el reinado de Alfonso III, en un tiempo en el que el fenómeno de la peregrinación ya se había extendido. Cabe destacar que en el año 997 Almanzor llegó con sus tropas a la ciudad, destruyendo la basílica y llevandose sus campanas. En el momento se comienza su reconstrucción y es por ello por lo que podemos ver a día de hoy arcos en froma de herradura en la sala libre del Museo de la Catedral de Santiago.

plano catedral
Foto extraída de: https://www.revistaesmas.com/un-tesoro-bajo-la-catedral.html

 

Del altar original si que tenemos que hablar un poco más.
Muy poca gente sabe que el altar original de la primera basílica sigue perteneciendo a la orden monacal que se encontraba custodiando el cuerpo del Apóstol Santiago: los benedictinos. Situados ahora en el Monasterio de San Martín Pinario, los monjes; y en el Convento de San Paio de Antealtares, las monjas.

Ara de Antealtares. S.I - S.XI, mármol. Foto propia.
Ara de Antealtares. S.I – S.XI, mármol. Foto propia.

 

La regla benedictina nace en Francia, en la Borgoña francesa, y se establece en la ciudad de Santiago tras el descubrimiento de la tumba. Los monjes, eran los que antiguamente tenían el control de las iglesias, basílicas y catedrales puesto no que existía (como pasa a día de hoy) una diferencia entre los curas y los monjes.

La primera basílica y la segunda así como la Catedral estuvieron gobernadas por los monjes benedictinos hasta que la división del clero (regular y secular) se produce.

En 1499 el monasterio de San Paio de Antelatares (atrás del altar) fundado en el siglo IX por Alfonso II pasa de los monjes a las monjas y, desde entonces, las hermanas benedictinas son quienes custodian este preciso altar y quienes hacen la tarta de Santiago más rica de la ciudad. Este convento custodia en su museo (entrada: 3€ por persona) el altar original de la primera basílica junto con sus soportes del siglo XII. El altar fue entregado a la orden benedictina en le siglo XII y, desde 1499 las monjas lo custodian. Su museo, abierto en 1971 sigue manteniendo el altar en su interior.

Si te ha parecido interesante esta información, puedes descubrirla en nuestro tour «Santiago con interiores»

¡Si quieres saber más de la ciudad, su historia y curiosidades date una vuelta por nuestro blog!

¡Hasta pronto!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Login